Cita del día:

Latidos para el alma!


MusicPlaylist

lunes, 1 de marzo de 2010

Mi princesa ( Simplemente un cuento ) 2ª parte






Aquel momento se paró en el tiempo y durante no se sabe cuántos minutos, se quedaron inmóviles mirándose en silencio, absorbidos por una fuerza mayor que minaba su resistencia por cambiar ese instante.
Ninguno de los dos atinaba a pronunciar palabra, pues algo dentro de ellos estaba cambiando sin saber aun que era, pero lo increíble es que no les desagradaba sentirlo, mientras seguían uno frente al otro entregándose miradas.
Después de un largo rato el joven apuesto le entrego con una reverencia la flor rompiendo ese silencio y con apenas unas palabras se saludaron, presentaron y empezaron a charlar como si nada, apoyados en la sombra de un árbol, que les cobijaba del sol de aquella preciosa mañana.
Ella por supuesto escondió su condición y el simplemente escuchaba embobado como aquella mujer dejaba fluir sus palabras, dando un nuevo sentido a la palabra complicidad, pues se abrieron desde el primer momento y en apenas unas horas, que parecieron minutos, les dio la sensación de que se conocían hacia ya mucho tiempo.
Pero precisamente el tiempo es implacable y aquel primer encuentro dio a su fin, dejando en cada uno de ellos un regusto dulce, por tan inesperado encuentro y amargo a la vez por la separación, que les llevo a cada uno de nuevo a su cotidiana vida llena de realidades que nada tenían que ver con aquel tiempo que pasaron juntos.
Aquella noche fue diferente en sus respectivos aposentos, pues sus mentes al unisono viajaban de nuevo hasta los instantes donde disfrutaron de su compañía y los sueños empezaron a nacer sin darse cuenta.
Por primera vez en mucho tiempo las ilusiones de cada uno, que viajaban en dos direcciones muy distintas, giraron de repente para encontrarse en un punto común, pues el deseo por encontrarse de nuevo crecía a cada minuto que pasaba y la madrugada se hacía eterna entre deseos y sentimientos que crecían veloces, añorando la mañana y el amanecer que jamás parecía llegar, para volver a aquel lugar esperando encontrarse de nuevo.
Así fueron pasando para los dos los interminables minutos aquella noche, sin apenas conciliar el sueño, pero recogidos en un calor que antes nunca sintieron y que les llevo en volandas hasta que el gallo canto, dando punto de partida a un nuevo día, que se antojaba especial.
Suponemos que por parte de los dos había un temor palpable, pues en ningún momento volvieron a citarse para proseguir su charla del día anterior, pero en los dos nacía una esperanza al pensar que se encontrarían allí de nuevo y con ese sentir pusieron en funcionamiento sus respectivos menesteres diarios, partiendo raudos una vez acabados hacia el lugar concreto donde pensaron se encontrarían y proseguirían lo que la tarde y el tiempo les arrebato el día anterior.
Caminaban con temor y con ilusión a la vez, sus corazones latían con más fuerza mientras se iban acercando y un hormigueo recorría su estomago. No podían creer aquello que les estaba ocurriendo, pues no dejaban de pensar que apenas 24 horas antes eran dos completos desconocidos y hoy sus vidas parecían correr a la par junto con sus ilusiones.
Al lugar llegó antes él, y recorrió con la vista hasta donde el horizonte le dejaba y en todas direcciones, sin ver a nadie por allí. Una desilusión le atravesó el cuerpo como un rayo mientras quedaba pensativo y sentándose a la sombra del árbol que les cobijo el día anterior, espero paciente que se obrara el milagro y apareciera de nuevo aquella enigmática mujer que le había devuelto a su vida mil y una razones para vivirla intensamente.
No paso mucho tiempo así, pues del camino que divisaba desde su posición, a lo lejos, aparecía la figura delicada de quien esperaba ansioso y que bajaba por el sendero caminando con tranquilidad mientras se acercaba hasta el.
De nuevo juntos y sin muchos preámbulos, volvieron a dejarse llevar por el momento, esta vez paseando por aquel precioso lugar mientras sus voces resonaban entre los árboles y las miradas, que cada vez se hacían más notorias entre ellos, surgían espontaneas entre risas y palabras que desbordaban de ilusión su pequeño mundo, creado de la nada y acomodado ya entre sus vidas.

( Continuara...)

4 comentarios:

galicia maravillas dijo...

Qué linda historia!! :) felizzz semana:))

Sensaciones dijo...

he disfrutado leyendo la primera y segunda parte seguido... ansiosa espero la continuación....

Un beso enorme

MarianGardi dijo...

A mi me gusta este encuentro, parece que me pasa a mi, yo quiero masssssssss
Javi, ya sabes que eres especial!!
Un besito

ÓNIX dijo...

Hola Javi espero que estes bien...

Me gusta este cuento, esperando desde ya la continuación...

No te ausentes tanto que luego pierdo el hilo jaja...

Besitos...!

Blog Widget by LinkWithin

Entradas populares