Cita del día:

Latidos para el alma!


MusicPlaylist

sábado, 8 de agosto de 2009

Bendita locura!!


Volteaba la mirada hacia atrás, buscando excusas que nunca llegarían, para olvidar el sentimiento de aventura y riesgo que dejaba entre aquellos muros y cristaleras. Recorría los últimos metros antes de partir hacia un nuevo mundo, hacia una nueva vida tantas veces soñada y llena de las fantasías que su mente fabrico junto a ella.
No se paró durante mucho tiempo a pensarlo cuando se lo propuso y quizás por ello sentía en el estomago aquella mezcla de encogimiento y dolor, que tanto se asemeja a cuando tenias que dar las notas en casa y tu padre te miraba, como si supiera de antemano lo que en ellas se encontraría.
Todo estaba decidido y no había tiempo para arrepentirse por muchas trabas que el destino le quisiera preparar, pues estaba seguro que ya había empezado a urdir sus movimientos desde el mismo momento en que tras aquella conversación, entre discusión y dialogo, decidieron tomar el camino a seguir y aceptar sus consecuencias.
¿Cuántas horas fueron testigo de sus desvelos? en aquellas madrugadas sin fin donde el sol nacía mientras al otro lado moría, donde Morfeo cambiaba de cama con el simple aleteo de un pestañeo y los suspiros daban paso a los sueños.
Pensamientos y anhelos que compartieron sin medida, desbrozando cada gajo de vida que se les ponía por delante, planeando un futuro deseado por los dos. En ocasiones recelosos o desconfiados ante tanta fortuna que el azar les había regalado y en otros momentos asustados y casi vencidos por la envidia, la codicia y el odio de aquellos individuos que nada respetan y disfrutan destrozando aquello que ellos jamás podran poseer.
Pero con la seguridad en cada minuto que pasaba, de haber topado con ese dulce capricho por todos soñado, acuñando en cada latido las letras que darán forma a su pasión, señalando como meta la dulce promesa de un encuentro, trazado en los senderos que les marcaba el corazón.
Pues en ese momento se estaba haciendo realidad!
Con pasos cortos caminaba por los pasillos, buscando el número correcto de la puerta que aquel papel que tenia entre las manos le marcaba, absorto en pensamientos que taponaban los razonamientos y con la imagen en su mente de la persona que había creado ese instante.
Allí estaba, por fin! el dichoso numerito.
Apenas faltaban minutos para embarcar y simplemente dejó la mente en blanco durante ese tiempo, hasta que le despertó del letargo la voz femenina que avisaba para comenzar a subir al avión. Entró por el pasillo con ganas y con la emoción de un niño que lo hiciera por primera vez, pensando que le quitarían su sitio.
Encontró rápidamente el asiento que lo llevaría en este viaje y se acomodo enseguida en él, sacando antes de guardar la bolsa en el compartimento, lo que serian sus compañeros en aquel largo viaje: El iPod para escuchar su música, y un libro que decía todo lo que él quería en el mismo título "DONDE EL CORAZON TE LLEVE" de Susana Tamaro. Recordando un párrafo de él, que entendía perfectamente y que memorizo hace ya tiempo por lo profundo de su mensaje. Y mientras el movimiento ascendente del avión daba comienzo, cerró los ojos y lo recito en su mente, dándole aún más sentido en aquel momento, de lo que jamás había hecho:

..."Y luego, cuando ante ti se abran muchos caminos y no sepas cual recorrer, no te metas en uno cualquiera al azar: siéntate y aguarda. Respira con la confiada profundidad con que respiraste el día en que viniste al mundo, sin permitir que nada te distraiga: aguarda y aguarda más aun. Quédate quieta, en silencio y escucha a tu corazón. Y cuando te hable, levántate y ve donde él te lleve"...

18 comentarios:

HADALUNA dijo...

Yo siempre me dejo llevar por el corazón...o casi siempre.
A veces me lleva directo a mi destino, otras veces me hace dar un rodeo.

Besitos de fin de semana

Rosario dijo...

Que hermoso mi querido Javi, a mi el corazón nunca me engaña, y siempre me fio de él

Un besito y feliz fin de semana, Rosario

Karol_a dijo...

Si, yo también me dejo llevar por el corazón, a veces aunque medite y espere, pienso que nunca tengo la certeza absoluta en mi mano que sea lo mejor, pero me lanzo, aunque corra el riesgo de desandar el camino.
Muy hermoso tu texto.
Besos Javi.

Abril dijo...

Peseando por la red he llegado hasta aqui... Quizas me guió el corazón... Me ha parecido precioso lo que has escrito... yo actuo impulsivamente, siempre le hago caso al corazon, dejando de lado a la maldita inteligencia... Pero no siempre tiene razón y me doy unos batacazos tremendos...
Pero... que se le va hacer, c´est la vie...
Con tu permiso... Volveré

Verónica dijo...

yo seguí mi corazón, durante muchos años me negué a escuchar sus gritos silenciosos, y hoy estoy cumpliendo al fin mis sueños, mis más preciados sueños

Un abrazo corazón!

Sonia. dijo...

pocas sensaciones se pueden comparar con ese momento de acercarte a la persona que amas, la cabeza te da para tantas cosas en esos instantes antes del vuelo y durante el... los hilos con los que se tejen la historia que uno vive por fin van tomando forma y es dificil de creer pero al mismo tiempo se vuelve impaciencia por vivir.

Que emocion me da!!!

=0D

besos

EURICE dijo...

¿Cuántas horas fueron testigo de sus desvelos? en aquellas madrugadas sin fin donde el sol nacía mientras al otro lado moría, donde Morfeo cambiaba de cama con el simple aleteo de un pestañeo y los suspiros daban paso a los sueños.
Magnifica prosa, que belleza interior, me has dejado estupefácta.
Un saludo

Silencios dijo...

Ufffff .... Javi.

Me resulta tan complicado seguir lo que me dice el corazón, no sé, el miedo a veces se apodera de mi, en fin.

Bienvenido al país de los sueños

Mis besos ....... sssssshhhhhh

Violeta dijo...

Cuantas cosas me ha movido tu escrito...me llkevo al momento en el que decidí embarcarme a la Argentina para vivir una vida que me llenaba de incertidumbres...y ese libro de Susana Tamaro, lo leí a la vuelta a España 11 años más tarde y lo dejé subrayado por miles de sitios...gracias por tantos recuerdos casi olvidados navegante..

Aire de Alhena dijo...

Es hermoso lo que has escrito, pero quiero decirte que el título, esa expresión de "Bendita Locura" me encanta, yo acostumbro a decirla siempre que me guio por mi corazón y es con frecuencia.

Un abrazo de Alhena,

siete dijo...

Amigo Javi, te he echado tanto de menos, he necesitado tanto leerte que hoy no te escribo más que para agradecerte la vuelta, para decirte lo feliz que me siento leyendo tus palabras....tanto que me voy a leer éste tu más reciente post una y otra vez, para recuperar el tiempo perdido, las líneas que no te he leido.....Gracias por volver.

Un fuerte abrazo.

Enrique.

una más dijo...

Creo que una vez me dejaste ese párrafo como consejo, en ese momento pensé que no podía, que guiarme por mi corazón mi iba a dañar más aún, a pesar de pensar eso, no lo pude evitar..hoy, después de anoche, después de tu consejo y haberlo llevado a cabo inconscientemente, merece la pena, merece la pena siempre Javi..
Un beso lleno de complicidad y capacidad de comprender..

..NaNy.. dijo...

Hola: El corazón con sus palpitaciones siempre da la voz de alarma para lo bueno y para lo malo y claro para el amor lo tiene muy claro. Saludos

Hada dijo...

Dejarnos llevar a donde el corazón quiera que lleguemos, suena lindo, pero casi siempre se necesita de mucha valentía para hacerlo.

Lindo escrito

Abrazos!

vuelo de hada... dijo...

Uff late fuerte ese corazoncito!!!
Que lindo viaje aquel encuentro con quien hace que vuelen maripositas en tu estomágo.
El amorrrrrr que innegable manera de descubrir el verdero sentir.
Un abrazo fuerte y que hermoso viaje.

Mtx dijo...

Cuantas veces optamos por escuchar a nuestra cabeza, para asi acallar lo que nos grita el corazon. Y cuan equivocados estamos.
Un saludo

Sensaciones dijo...

amigo...llevo días intentando poder comentarte, pero no podia, problemas de conexión...

sabes que me encanta pasear por éste, tu jardín... y que el corazón me lleve... gracias...

Un beso!!

Estrada dijo...

Tus relatos son de novela viva. zalemas

Blog Widget by LinkWithin

Entradas populares